home e-mail News Cultura Medicina Varie Indice

- Salvestrini Alimentazione Ambiente Animali Eutanasia Grandi argomenti Igiene Religione Abate Molina (El) de los Jesu... La Fede allunga la vita?... Loreto, Santuario... Maria Santoni ci aiuta a crede... Papi (I) cattolici... Romagna Varie Vendita

El Abate Molina de la Compañia de Jesus en Italia (siglo 18)

Jaime Gonzalez Colville

JAIME GONZALEZ COLVILLE de la Academia Chilena de la Historia. escribiò a "El Mercurio" de Santiago de Chile, la siguiente carta del Abate Molina de la Compañia de Jesus en Italia (siglo 18)

Señor Director: El presidente Ricardo Lagos ha llevado al Papa Juan Pablo II la ediciòn principe de la "Historia Natural y Civil de Chile", publicada en Bolonia (Italia) en 1776, sin el nombre del autor y cuyo título en italiano fuè "Compendio della Storia Geografica, Naturale e Civile del Regno del Chile".

El abate Juan Ignacio Molina y Gonzalez nació en la hacienda de Huaraculén, en la actual comuna de Villa Alegre, el 24 de junio de 1740. Desde muy niño sintió gran admiración por el estudio de la naturaleza, producto de su contemplación de los frondosos campos del valle de Loncomilla de esos anos.

En 1755 ingresó a la Compañia de Jesús, lo cual le permitió profundizar sus disciplinas intelectuales y, en especial, reunir materiales y documentos sobre la historia de su tierra, que hasta ese entonces solo se basaba en crónicas y relaciones poco exactas y aun fantasiosas.

El 26 de agosto de 1767 la orden jesuita es expulsada de todo el ambito territorial de la corona española. El joven seminarista debe abandonar Chile, llevando en su alma la nostalgia y los recuerdos de la patria que lo acompanaràn hasta la muerte. Radicado en Bolonia (Italia) a contar de 1773, muy pronto se da a conocer por su versación cîentífica y su vocación seria y razonada por entender y explicar los fenómenos de la naturaleza; especial dedicaciòn por la istoria de Chile, en sus diversos aspectos.

Así, en 1776 publicó el libro que ahora recibe el Santo Padre, en el que se traza, por primera vez, la biografia de este lejano rincón y su epopeya fundacional, su naturaleza y sus hombres, todo ello con riguroso criterio cientìfico alejado de los milagros, apariciones de santos y otros episodios que restaban seriedad a los antiguos relatos de los cronistas. La fama de Molina crece en el Viejo Mundo.

En 1801 se le ofrece una càtedra en la Universidad de Bolonia; desde 1803 dicta, en esa milenaria casa de estudios, la asignatura de Ciencias Naturales; en 1806 es designado Maestro Eminente de Bolonia; el sabio Humboldt lo visita, admirado de su vasta cultura científíca.

Sin perjuicio de su condición de hombre de fé y dogma, no vacila en asumir la teoria del evolucionismo en sus escritos, lo cual le vale la acusación de herejía que ensombreció su trayectoria. La causa fue instruida por el cardenal Casalvi, y el abate Molina, incluso, se vio impedido de enseñar.

En el Archivo Vaticano debe estar el proceso que se incoara, el cual biógrafos del sabió han querido ocultar. Rodeado de honores, falleció en Bolonia, pidiendo en su agonia agua fresca de la cordillera cilena, el 12 de septiembre de 1829. Fue "sepultado en el Panteón de los Hombres Ilustres de Colonia. En 1965 sus restos fueron exhumados y traídos a Chile y depositados, desde el 13 de febrero de 1969, en el templo parroquial de Villa Alegre, donde reciben periódicamente la visita de personalides, estudiosos y público en general.

En 1979 el templo fue declarado, por este motivo, Monumento Histórico Nàcional.

De El Mercurio, 16 de mayo de 2003-06-12

Webmaster
Daniele Franchini